Inicio > Astronomia, Ecoturismo, Fotografia > Noche Astronómica y Cascada Salto del Nogal

Noche Astronómica y Cascada Salto del Nogal

miércoles, 28 de marzo de 2012 Dejar un comentario Ir a comentarios
Noche Astronómica Orion y Cascada Salto del Nogal

Aún con el Sol en el horizonte, Júpiter y Venus; en conjunción con la Luna, comenzaron a brillar tenuemente, anunciando el inicio de la noche. Poco a poco, estos tres astros tomaban magnificencia al borde del mundo. Los telescopios terminaban de ser ajustados, alineados y apuntados a alguno de esos puntos luminosos.

Pero en cuanto el último de los astros que nos sirvieron de aperitivos se ocultó; un cielo totalmente despejado y oscuro, apenas iluminado por el cercano Atemajac de Brizuela, develaba una esplendorosa visión de estrellas. Los telescopios nos acercaban a infinidad de estrellas; cúmulos abiertos con miles de estrellas de diferentes brillos y colores esparcidos aleatoriamente por toda el área del ocular del telescopio. Cúmulos globulares, tan densos y con tal cantidad de estrellas concentradas en el mismo punto, que en el centro, sin poder distinguirlas, apenas nos las podemos imaginar.

Desde el inicio de la noche; Marte brillaba amarilla en la parte alta de la cúpula celeste. Y unas horas mas tarde Saturno se hizo visible por el este.  En resumen: La luna con apenas un borde iluminado, 4 brillantes planetas (Venus, Júpiter, Marte y Saturno) y una gran cantidad de nebulosas, cúmulos abiertos y globulares, galaxias y estrellas; que en una noche sin demasiado frío, sin nubosidad ni humedad; convirtieron la Noche Astronómica Orión, en una de las mejores experiencias astronómicas de mi corta vida.

Pero el fin de semana no terminó con la luz del día del domingo; estando tan cerca de Tapalpa, no perdimos la oportunidad de visitar, si no la cascada mas alta, una de las mas altas de Jalisco, el Salto del Nogal. Y con el desayuno en la panza, y todos nuestros triques en la cajuela; nos dirigimos a Tapalpa por la carretera, envuelta de pinos y viento fresco, la carretera que va de Atemajac de Brizuela, pasando por Juanacatlan, hacia Tapalpa es una de mis favoritas. Para llegar a la cascada del Salto del Nogal, no es necesario manejar hasta Tapalpa, desde la Frontera, un crucero antes de Tapalpa, tomamos terracería hacia el sur. Unos 6 o 7 kilómetros de terracería en buen estado y con letreros, nos conducen hasta el punto de bajada. De ahí el camino es a pié, y no poco agotador. Pero la brisa de la cascada en la cara mientras observamos su altura; hacen que la bajada, y sobre todo la subida, valgan la pena. Y claro, una helada cerveza con un plato de borrego, le dan el broche de oro al fin de semana.

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.


siete × = 63